28 de febrero de 2008

GERENCIA POR OBJETIVOS Y GERENCIA POR RESULTADOS

GERENCIA POR OBJETIVOS

La fijación de los objetivos, la utilización de estos en el proceso gerencial y la medición de la ejecución, tanto individual como de la organización en su conjunto, comparada con estos objetivos se conocen como gerencia por objetivos (GPO). La Gerencia por objetivos implica además que los objetivos se fijan conjunta o participativamente por superiores o subordinados y que el desempeño de los subordinados se aprecian o miden en término del grado de cumplimiento o logro de tales objetivos.

Para comprender los fundamentos de la Gerencia por objetivos, es necesario definir un objetivo y destacar su importancia en forma precisa y concisa.

Administrar una empresa sin objetivos predeterminados es tan frustrante y sin sentido como navegar un navío sin destino. Para la gerencia no hay dirección para sus esfuerzos o efectiva coordinación de los recursos, ni tampoco puede haber la necesaria dirección y efectiva coordinación hasta que no se cuente con una meta o propósito establecido. Así, un objetivo puede ser definido como el punto final (o meta) hacia el cual la gerencia dirige sus esfuerzos. El establecimiento de un objetivo es, en efecto, la determinación de un propósito, y cundo se aplica a una organización empresarial, se convierte en el establecimiento de la razón de su existencia. Para lograr el máximo de efectividad de su fijación de objetivos, una organización debe determinarlos antes de iniciar el proceso gerencial de plantear, organizar, dirigir y controlar.

GERENCIA POR RESULTADOS

Estilo de gerencia generado en EE.UU, practicado por las grandes corporaciones, enfatiza una cadena de órdenes y una jerarquía de objetivos, estándares, controles y responsabilidades. Donde los objetivos se convierten en normas de trabajos o cuotas y en casi su mayoría arbitrarios. La actuación de los empleados esta guiada y es juzgada de acuerdo a estas cuotas, el corazón y el empuje de las practicas gerenciales tradicionales. La gerencia por resultados presta poca o ninguna atención a los procesos y los sistemas; es decir es guiada por el sentir del deber y no por las capacidades reales de la organización. Este sistema de gerencia promueve el interés individual y no del equipo, es decir se sub-optimiza el sistema perdiendo de vista el propósito fundamental del trabajo que se realiza.

Como un aporte personal sobre estos dos temas interesantes, podemos decir que definitivamente es la Gerencia por objetivos la mejor herramienta a utilizar porque ayuda a superar muchos de los problemas crónicos de los administradores y profesionales de una empresa con futuro; nos proporciona un medio para medir el verdadero aporte del personal de la empresa, a definir metas comunes de las personas y de la organización y al medir los aportes individuales a tales metas, es más probable que se obtenga un esfuerzo coordinado y un trabajo en equipo, estimulando, a la vez, la iniciativa personal. Asimismo, prever soluciones al grave problema de la definición de responsabilidades de cada una de las personas que integran la organización, y esto elimina la posibilidad que el individuo cambie se personalidad.

La Gerencia por objetivos le da una herramienta a la empresa para establecer sus metes conjuntamente con los subordinados. A través de ella, las metas comunes; rentabilidad, posición competitiva, productividad, liderazgo en el mercado, responsabilidad reconocida y excelentes relaciones se organizan, planifican y ejecutan efectivamente. Sin embargo, considero necesario, recordar que dentro de la Gerencia por objetivos existe el riesgo que estas metas pueden no ser concordantes, pero he aquí la sabiduría, experiencia y liderazgo de los supervisores para lograr la comunicación y abrir las posibilidades de cambios, que beneficien a ambas partes. Por tanto, estimo muy importante, recalcar una característica importante de este Modelo Administrativo: La Gerencia por objetivo no es una formula milagrosa, sin embargo, puede comportarse flexible en situaciones limitantes que se le presenten a la empresa, producto de los cambios rápidos y necesarios que sufre la sociedad mundial.

Publicado por: Sr. José G. Cordero